Viggiano contra el tiempo y el presidente | Periódico AM


El que a hierro mata a hierro muere. La sabiduría popular describe con exactitud las actuales campañas proselitistas al gobierno de Hidalgo que transcurren en su cuarta semana donde el candidato puntero sigue siendo Julio Menchaca.

Pero es prudente regresar 13 años en el tiempo al Congreso de Hidalgo, cuando en octubre de 2009 los entonces diputados locales avalaron la reforma electoral propuesta por el entonces gobernador de la entidad, Miguel Ángel Osorio Chong.

Además de modificar fechas para propiciar un hipotético empate de elecciones, estableció que la duración de las campañas de gobernador no podrá exceder noventa días. Lo cual resultó profético para la elección que ganó Francisco Olvera Ruiz el 4 de julio de 2010.

¿Demasiados anuncios?

Disminuir publicidad

Muchos pensaron que fue una jugada maestra de Osorio, pues retener la entidad era estratégico en sus planes a futuro para figurar en la administración de Enrique Peña Nieto, con el llamado grupo Hidalgo que después se disolvió.

Si bien la entonces candidata de la alianza PAN-PRD, Xóchitl Gálvez, inició en segundo lugar rumbo a la elección de gobernador de 2010 conforme avanzó su campaña fue creciendo en las preferencias electorales mientras que Olvera Ruiz se estancó en la intención de voto.

A tal grado que si las campañas proselitistas hubieran durado unas semanas más como en anteriores procesos electorales, seguramente Xóchitl Gálvez hubiera alcanzado y rebasado, pues la diferencia fue de ocho puntos porcentuales, cuando las encuestas predecían un dos a uno.

En la actual campaña Carolina Viggiano reconoció que empezó abajo en las preferencias electorales, pero anunció un empate técnico, lo cual fue descartado por el aspirante de la candidatura común, Juntos hacemos historia, Julio Menchaca.

La cuestión es resolver si en 60 días, actualmente vamos en la cuarta semana de ocho, son suficientes para que la candidata de Va por Hidalgo rebase al abanderado del Movimiento Regeneración Nacional (Morena), que pareciera va por la libre.

Al menos las encuestas, otra vez las encuestas, adelantan que Viggiano repetirá la historia de Xóchitl Gálvez, víctima de una reforma que impulsó, paradójicamente, su mismo partido hace 13 años.

Sin necesidad de ello, y de manera imprudente, como casi todas las decisiones de su gobierno, el presidente del país Andrés Manuel López Obrador ayer intervino en las campañas para la elección de gobernador de Hidalgo al señalar que la candidata del PRI, sin mencionar su nombre, se pronunció por quitar las pensiones de adultos mayores.

Innecesario el pronunciamiento porque, supuestamente, el candidato oficial lleva ventaja cómoda y holgada y a la vez rompe con la equidad del proceso, práctica añeja en el PRI en votaciones pasadas, pues se convierte en el gran elector o, dicho de otra forma, aplica la frase: “lo que diga mi dedito”.

Antes, desde palacio nacional, López Obrador rescató a Julio Menchaca cuya precandidatura en la interna de Morena se tambaleaba por la presión de sus viajes en jet, y de quienes no lo querían como candidato.

Y ahora, el presidente inyecta aire a la campaña de Viggiano, después de ser cuestionada en el debate por sus propiedades e inasistencias a la Cámara de Diputados, pues a final de cuentas la abanderada de Va por Hidalgo no se pronunció por desaparecer el programa de adultos mayores.

A su vez, López Obrador debe exhortar a sus asesores con el siguiente refrán: “no me ayuden compadres”, pues fueron ellos quienes difundieron en redes sociales el video editado de Viggiano.

El paso del tiempo es inevitable para las aspiraciones de la candidata Viggiano, como inevitables las declaraciones del presidente López Obrador, por lo que aplica sin duda la frase: “el que a hierro mata a hierro muere”.

ACLARACIÓN     

La opinión expresada en esta columna es responsabilidad de su autor (a) y no necesariamente representa la postura de AM Hidalgo



ChuleameRecuerda que te puedes suscribir y registrar tu negocio en Chuléame ¡Totalmente Gratis!

Hola Chuleame
Author: Hola Chuleame

Leave a Comment

Más artículos de interés