Versionando la belleza clsica – Diario de Noticias de Navarra


El artista navarro Gonzalo Nicuesa habita la planta baja de Mixtos con la exposicin ‘#Stendhal’; una reinterpretacin de la belleza de las obras de la escultura clsica desde las artes grficas, y su particular homenaje a ese arte “siempre vigente”.

Gonzalo Nicuesa comparte en su nueva exposición en Ciudadela su gusto por la belleza escultórica del arte clásico, que revisa y reinterpreta desde las técnicas y los juegos plásticos y formales que le permite la obra gráfica, y nos invita a conocer el llamado Síndrome Stendhal, según el cual la belleza extrema, o la sobredosis de belleza artística, puede tener consecuencias físicas en el espectador.

Esa reacción de mareos y palpitaciones ante el arte se denomina así por el famoso autor francés del siglo XIX que describió el impacto físico que le causó su visita a la basílica de la Santa Cruz en Florencia (Italia).

Algo parecido sintió el propio Nicuesa en su experiencia ante el David de Miguel Ángel, que pudo contemplar estando de Erasmus en Italia en el año 2000. “Me produjo un shock emocional, no podía dejar de mirarlo, de rodearlo y fotografiarlo de uno y otro lado”, cuenta hoy el artista pamplonés, que actualiza el concepto de este síndrome causado por la contemplación de la belleza extrema en su exposición #Stendhal, visitable en el Pabellón de Mixtos de la Ciudadela (planta baja) hasta el próximo 1 de mayo.

La muestra es una recreación de obras escultóricas retratadas por el propio autor en diferentes viajes y visitas a museos a lo largo de más de 20 años. Versiones gráficas de unas 70 esculturas clásicas que abarcan desde el clasicismo griego, hasta el David renacentista de Miguel Ángel. Plásticamente, Gonzalo Nicuesa hace un recorrido del austero blanco y negro de una serie de fotografías de esculturas incoloras o monocromas, a un coqueteo de colores pop, con una estética que él mismo define como “warholiana”; un consciente filtro subjetivo y personal en el que se juega a veces con una actualización trasnochada y casi kitsch, con colores flúor y textos incluidos, que permiten las técnicas gráficas con la repetición de elementos en diferentes variantes. Es su particular vuelta a los clásicos, “siempre universales”, afirma Nicuesa, como homenaje a esa búsqueda de belleza formal per se y como reivindicación de la misma, en un tiempo, el actual, en que “la idealización de la belleza está en las redes sociales”. “Lo que estamos haciendo ahora en Instagram, por ejemplo, esa idealización platónica de los cuerpos y de la belleza física, ya se hacía en la Grecia clásica, hace 25 siglos”, comenta el artista y hoy profesor de Dibujo e Ilustración en la Escuela de Arte de Pamplona.

El recorrido que plantea en Mixtos está habitado íntegramente por obra gráfica sobre todo en papel –aunque también hay vinilo y metacrilato– realizada con diferentes técnicas que parten de la fotografía y el grabado, pero con múltiples versiones; desde fotografías en blanco y negro, fotograbados, cianotipias, litografías serigrafías, risografías o piezas creadas en vinilo sobre plástico. Es una colección producida entre 2018 y 2022 en diversos talleres de Pamplona, Mallorca, Zaragoza, Estella o Huarte.

“Es una visión totalmente subjetiva y personal, de esculturas que a mí me han impactado”, cuenta el autor. Son esculturas –y no pinturas, por ejemplo– porque “en la escultura ese modelo de belleza se hace volumen y un cuerpo volumétrico permite más grados de interés en la fotografía a la hora de hacer versiones de él”, explica el artista pamplonés. “Además, supongo que detrás de esta elección está mi admiración por el hecho de lograr que una piedra parezca que tiene vida, como ocurre con la mirada del David de Miguel Ángel”, apunta.

También ha reinterpetado la Mariblanca que se encuentra “un poco arrinconada” en la Taconera de Pamplona y que, según Gonzalo Nicuesa, “merecería otro lugar en el que estuviese más visible”. “De hecho, anteriormente estuvo en la plaza de la Constitución, hoy Plaza del Castillo”, recuerda.

Venus, Hércules, Laocoontes, el torso de Belvedere, el Ángel Caído que luce en Madrid, y por supuesto el David, se presentan ante nuestros ojos en #Stendhal intervenidos por el artista, con otra estética aunque manteniendo su belleza universal, imperecedera, que nos interpela e invita a algo que hoy cultivamos poco: la contemplación relajada, sin prisas.

“El acercamiento a la belleza artística hoy puede que se dé de una manera más superflua, en visitas rápidas a museos o a través de Internet. Pero creo que más vale enganchar con experiencias on line de contemplaciones de obras de un minuto que quedarse sin nada. Porque quien está verdaderamente interesado en el arte, ya acude físicamente a ver obras a museos y exposiciones, y posiblemente también disfrute del arte en Internet, pero hay mucha gente que no, y que entren a través de experiencias on line no está mal”, dice Nicuesa, para quien “las revisiones de los clásicos, tanto en literatura como en artes plásticas, siempre están de moda”. “Hoy podríamos hablar del David como un guerrero adolescente que lucha contra ese enemigo gigante que es Goliat. Los clásicos siempre tienen vigencia, por eso son clásicos”, dice.

el autor

Artista y docente en Pamplona y Corella

Gonzalo Nicuesa Nuin (Pamplona, 1976) es licenciado en Bellas Artes por la UPV (Bilbao, 2001), y combina su trayectoria artística con su faceta docente en las Escuelas de Arte y Superior de Diseño de Pamplona y Corella. Como creador, tiene obra en colecciones de diversas entidades públicas, desde el Ayuntamiento de Pamplona, a la Universidad Pública de Navarra (UPNA), pasando por la Fundación BilbaoArte, la Fundación Goya-Fuendetodos o la Comparsa Huestes de Cadí de Elda, Alicante.

A lo largo de su carrera ha recibido diferentes becas y ayudas artísticas como la de la Colección Peggy Guggenheim (Venecia, Italia) en 2003, la Fundación BilbaoArte e Intercambio con Kuntshaus Bregenz (Austria) en 2006 o la ayuda para Proyectos Artes Visuales del Gobierno de Navarra en 2016. Ha realizado, asimismo, una residencia en el Centro Arte Contemporáneo Huarte (2017-2018).

Tiene en su haber diferentes premios, desde el Pamplona Jóvenes Artistas 2001, que otorga el consistorio, hasta el Primer Premio Minicuadros 2013, Museo del Calzado de Elda (Alicante) o el Premio Gráfica / Grabado Certamen IberArt en 2013.

‘#Stendhal’

Dónde. Planta baja del Pabellón de Mixtos de la Ciudadela.

Cuándo. Hasta el próximo 1 de mayo, de martes a viernes de 11.30 a 13.30 y de 18 a 20.30 horas, y domingos y festivos de 11.30 a 13.30 horas.

Visitas guiadas por el autor. Se han programado dos: una tuvo lugar ayer domingo 20 de marzo y habrá otra el 24 de abril a las 12.00 horas. En ella, Gonzalo Nicuesa realizará la interpretación de sus trabajos. La entrada será libre, aunque el aforo del grupo es reducido.

Catálogo. Con motivo de la exposición, se ha editado un catálogo, diseñado por el artista navarro Mikel Cabrerizo, que, además de reproducciones de las obras, incluye un texto sobre la obra de Nicuesa que firma Oskia Ugarte, codirectora del Centro de Arte Contemporáneo de Huarte.

“La idealización platónica de la belleza que hacemos hoy en Instagram ya se hacía en la Grecia clásica”

gonzalo nicuesa

Artista plástico

Hola Chuleame
Author: Hola Chuleame

Leave a Comment

Más artículos de interés