Una mala manicura en un salón de uñas puede terminar con hongos o amputaciones | Univision 23 Dallas Ft. Worth KUVN


DALLAS, Texas.- Rosy Monsiváis, residente de Dallas, terminó gastando más de 600 dólares en tratamientos por un hongo que le endureció su piel y le provocó bultos en sus uñas de sus manos y pies.

“Me fue mal en un local donde me infectaron con hongo, batallé bastante para curarme”, contó Monsiváis.

“La primera vez pagué como $375 y no se me quitó me tuve que ir a Reynosa a recibir tratamiento porque aquí es muy caro”, platicó Monsiváis, “Las puras cremas costaban más de $100 más consultas y opté por irme a México”.

Esta mala experiencia le quitó la confianza en los salones de uñas y dijo que llegó a sentir vergüenza por tener la infección en sus manos y pies.

Hongos o infecciones en la piel son más frecuentes en mujeres que suelen hacerse las uñas o manicura en salones que no siguen las normas de higiene, señalan cosmetólogas de Texas.

La tendencia de las uñas lleva a muchas clientas a caer en malos procedimientos, dicen especialistas.

Kimberly Sosa, cosmetóloga, señala que el negocio de los salones de uñas ha crecido últimamente, en parte, por redes sociales como Tik Tok o Instagram donde se viralizan diseños y las clientas buscan imitarlos.

Las uñas se han hecho muy populares por las redes sociales, que es bueno pero uno como cliente debería de hacer observaciones para prevenir una infección”, menciona.

“Una infección por hongos lleva mucho en curarse”: dice podóloga

Así como hay más salones de uñas, también hay más podólogos, dice Denisse Urbina, certificada en podología por el American College Foot and Ankle Orthopedics and Medicine.

Urbina comenta que su profesión está en aumento porque las infecciones fúngicas o por hongos son cada vez más comunes.

Lo más grave, dice, es que son tratamientos largos que lastiman el autoestima del paciente, pues implica de disciplina y paciencia para erradicar el hongo.

“Es muy triste ver que las personas afectadas quedan con un trauma grande ya que para erradicar una infección fungal se lleva mucho tiempo”, dice Urbina.

“Personas con diabetes también son afectadas, ya que tengo clientes que han pasado por largos tratamientos y en peores casos amputaciones todo proveniente de la mala práctica”.

La especialista dice que los hongos más frecuentes vistos en pacientes en Texas son Tinea Pedis, que es “pie de atleta”; onicomicosis; que son hongos en las uñas; uñas enterradas y ringworm, conocido comúnmente como tiña.

¿Cómo saber si el salón de uñas al que voy es seguro para no infectarme de hongos?

Urbina dice que los salones de uñas no deberían dar servicio a quienes tienen problemas de hongos o fúngicos, pues lo ideal es que sean referidos a un podólogo para un tratamiento de raíz.

“Si asistes a un salón y ves a una persona con hongos y está siendo atendida definitivamente estás en el lugar incorrecto”, advierte Urbina.

Kimberly Sosa, cosmetóloga de Dallas y quien tiene su salón de uñas, explicó que uno de los mayores riesgos en las uñas acrílicas es que se levanten y entren bacterias y hongos que se propagan rápido al estar en zonas húmedas.

“Cuando uno tiene sus uñas hechas durante esas dos o tres semanas, a veces la uña artificial se puede levantar y es cuando allí se puede meter bacterias”, detalla.

“Yo recomiendo que si su uña ya está levantada, es mejor removerlas e ir profesionalmente para no herirse y es cuando se recomienda quitar o cambiar las uñas”.

En su salón dice que siguen estrictos protocolos como esterilizar los instrumentos metálicos, usar desechables lavar y limpiar las manos de la clienta antes y después de la manicura.

Además que los centros de uñas deben estar regulados por la Administración de Seguridad y Salud Ocupacional (OSHA por sus siglas en inglés).

“Esto por ley tenemos que seguirlo en cada salón, cada estética, porque OSHA llega para revisar todo eso y que uno esté siguiendo las reglas como se debería”, comenta Sosa.

“Tiene que tener una licencia de salón, cosmetología o de manicurista y cumplir los registros de OSHA”.

Esto también debes revisar en un salón de uñas para evitar hongos:

  1. Preguntar si las herramientas metálicas están esterilizadas
  2. Revisar que las limas sean nuevas
  3. Puedes pedir herramientas nuevas desechables
  4. Checa que estas sean también desinfectadas
  5. Puedes pedir a la cosmetóloga que use guantes

Loading

ChuleameRecuerda que te puedes suscribir y registrar tu negocio en Chuléame ¡Totalmente Gratis!

Hola Chuleame
Author: Hola Chuleame

Leave a Comment