su ejemplo para acabar con los estereotipos sobre la edad


Noticias relacionadas

Cuarenta años después de su icónica campaña con Calvin Clain, la actriz y modelo Brooke Shields luce unos nuevos vaqueros y se muestra en toples para la campaña de primavera de Jordache, fotografiada por Cass Brid.

Para quienes no la conocen, Shields es aquella niña que protagonizaba en los 80 El lago azul, con tan solo 13 años. Ahora, a sus 56, sigue siendo una mujer tan icónica como lo fue en las décadas de los 80 y 90.

Sin duda, la imagen más destacada de la campaña en la que ha posado para Jordache es en la que se muestra en toples de espaldas. Además, en una entrevista para la revista People, asegura que la imagen no tiene ningún tipo de retoque. Para ella era fundamental que las fotos fueran auténticas.

Asociarse con la marca Jordache significó para Shields algo orgánico, porque confesó usar su ropa, y también se alineó con el mensaje de edad y positivismo corporal que continúa defendiendo a través de su trabajo.

Es un gran honor tener mi edad y estar representada. Siento más la magnitud de ello. Hay un conocimiento que viene con la edad y esto se siente menos como un trabajo y más como un privilegio”, aseguró.

Además, resaltó que Jordache celebra la idea de ser sexi y audaz. “Siempre han presentado mujeres fuertes, trabajadoras y ambiciosas en sus campañas. Nunca se trató solo de las modelos”.

Un duro entrenamiento

Brooke Shields tampoco ha tenido reparos en hablar de las duras rutinas de entrenamiento a las que se sometió antes de tomarse las fotos.

“He tenido que seguir una rutina de ejercicios desde las 5 de la mañana con mi entrenador personal. Pero me ha ayudado mi ego. Me he dicho: ‘Si haces estas fotos y no te quedas contenta con el resultado, serás muy dura contigo misma’”.

Guiño a Calvin Klein

En la campaña de Jordache, Shields luce una variedad de estilos propios de la marca. Estos incluyen cortes delgados, acampanados y rectos.

Las fotos de la campaña evocan a las que llevaron a la actriz y modelo a la fama. Las que se hizo para Calvin Klein, marca que también lanzó a Kate Moss, cuando tenía tan sólo 15 años, a finales de los ochenta.

Fue una campaña polémica que se realizó bajo es eslogan: “¿Quieres saber lo que se interpone entre mis Calvin Klein y yo? Nada”. La prensa se abalanzó al instante interpretando la frase como una insinuación sexual. 

En una entrevista para la edición estadounidense de Vogue, Brooke Shields explica que nunca pensó que se tratara de algo de naturaleza sexual. “La controversia fracasó. La campaña fue extremadamente exitosa” y ella saltó a la fama



ChuleameRecuerda que te puedes suscribir y registrar tu negocio en Chuléame ¡Totalmente Gratis!

Hola Chuleame
Author: Hola Chuleame

Leave a Comment

Más artículos de interés