Las exigencias estéticas de Millie Bobby Brown para rodar la última temporada de Stranger Things


El estreno de la cuarta temporada de Stranger Things ha sido uno de los acontecimientos más esperados para la comunidad de fans de la serie en este último año. Millie Bobby Brown saltó a la fama por su personaje Eleven –también conocido como Once-, una niña con superpoderes cuya estética era fácilmente reconocible por su cabello rapado.

A medida que la trama avanzó la joven se integró con el equipo de Hawkins y dejó crecer su melena. Ahora, con el estreno de la última temporada, al hilo conductor de la historia le siguen unos flashbacks o simulaciones del pasado en los que se ve a Eleven con su característico cabello rapado.


Estas imágenes corresponden a escenas grabadas en la transición de esta última temporada. Para ello, la actriz fue muy clara en cuanto a las demandas estéticas de dirección y se negó en rotundo a afeitarse de nueva su cabellera.

La estilista Sarah Hindsgaul, que ha trabajado mano a mano con todo el elenco de actores desde su estreno, compartió los secretos detrás de la “falsa” melena rapada de Bobby Brown en una serie de publicaciones de Instagram. Según la profesional, una hazaña que requirió el trabajo de tres artistas y mucho tiempo de dedicación.


Hindsgaul desglosó todo el proceso y detalló que, en primer lugar, el equipo se aseguró de envolver bien el cabello de la actriz para que la peluca no tuviera ni mucho volumen ni le resultara incómoda. “Lo más importante es que su propio cabello esté bien sujeto en una especie de envoltura para que la forma de su cabeza sea lo más natural posible sin ningún tipo de volumen. Para lograrlo mojamos su cabello y lo cubrimos con un gel. A continuación le envolvimos la cabeza con una especia de cinta elástica y la pusimos con una máquina de calor para que se cara bien durante 15 minutos”.

A continuación, el artista Rob Pickens cosió la envoltura para que pareciera piel, como si se viera el cuello cabelludo a través del cabello. Un proceso que llevó alrededor de 30 minutos de principio a fin y con el que se usaron tres pelucas diferentes con longitudes de cabello ligeramente distintas.


“Este ha sido, con mucha diferencia el desafío, en cuanto a producción de una peluca, más difícil que me han dado”, confesó Sarah Hindsgaul. La estilista elogió a todo su equipo por la elaboración de una pieza tan fundamental y agradeció a la actriz su confianza depositada en ella. “Millie, mi amor, muchas gracias por confiar siempre en mí”.



ChuleameRecuerda que te puedes suscribir y registrar tu negocio en Chuléame ¡Totalmente Gratis!

Hola Chuleame
Author: Hola Chuleame

Leave a Comment

Más artículos de interés