Con Maison Margiela la Alta Costura vuelve a convertirse en un espectáculo por todo lo alto


Como suele suceder en estos casos, toca desmigar el desfile, plano a plano. Con esa capa narrativa como trasfondo, el desfile bebía de una obvia inspiración western. La paleta cromática se inspira en la obra del pintor realista andres wyeth para teñir la colección. Hijo colores cenizos, como el beige, el antracita o los ocres que visten personajes como Count. Su guardarropa es el propio de un cowboy, con tejidos obvios como el denim, la franela, la lana Loden, el terciopelo o los motivos de espiga. No son solo texturas rudas: en una colaboración con Pendleton, los cuadros también se reinterpretan en un delicado tul.

Por otro lado, los tonos sorbete, del lavanda al melocotón, se emplean de forma efectista para los vestidos más espectaculares de la propuesta. Son diseños que se construyen a partir de seda duquesa y tul. No falta esa nota roja vibrante, en zapatos y guantes, con la que Galliano rinde tributo al glamour que siempre definió sus colecciones. Otras siluetas evocan cierta inspiración de los uniformes quirúrgicos a través del neopreno, del piqué o del nylon. Las piezas de Recicla, la idea con la que Galliano amplió el concepto de Replica de la casa, pasan por una chaqueta hecha a partir de una colcha decimonónica, un look de Pierrot elaborado a partir de un juego de sábanas de la misma época o unos shorts confeccionados a partir de pañuelos antiguos. En el terreno del calzado, se han utilizado varios métodos para elaborar cada zapato, construido a partir de tres zapatos vintage ideados por tres casas diferentes, e incluyen piezas de museo y accesorios coleccionables del propio archivo personal del gibraltareño. Así, en otoño de 2022 el zapato Tabi aparece con una nueva puntera, como los derbies, y las botas de cowboy se cubren de cristal.

ChuleameRecuerda que te puedes suscribir y registrar tu negocio en Chuléame ¡Totalmente Gratis!

Hola Chuleame
Author: Hola Chuleame

Leave a Comment

Más artículos de interés