6 trucos para encontrar tu estilo personal al vestir


Noticias relacionadas

Sin tiempo suficiente para digerirlas, las tendencias de cada temporada, las alfombras rojas, las fotos del street style o los imprescindibles que deben estar en nuestros armarios, nos crean la necesidad versus obligación de tenerlo todo, llegando a hacer popurrís de prendas sin gracia alguna que difuminan nuestro estilo personal.

La realidad es que son muchas las ocasiones en las que no sentimos que las combinaciones hechas, emulando ser las mejores de influencer, encajen con nuestro verdadero yo.

Y es que a veces, en esta vorágine de belleza inmediata, encontrar el estilo propio a la ahora de vestir, ¡no es fácil! Pero, como todo en la vida, ¡hay que atreverse! Siempre es buen momento para dar paso a la imaginación y rienda suelta a nuestra propia creatividad, y dar carpetazo de una vez al efecto disfraz.

Arriésgate a probar ese algo diferente, y sobre todo busca que el resultado sea un verdadero “esa soy yo” o un “esa chaqueta es muy tú”. ¡Eso, eso precisamente es el estilo!

No se trata de seguir a pies juntillas todos los designios de la moda, ni tampoco de copiar todo lo que encontramos en las redes sociales, pues estaríamos dejando a un lado nuestra personalidad. La moda siempre cambia, pero tu estilo permanece y evoluciona de tu mano.

La clave del éxito de cómo encontrar el estilo es definir qué prendas son para ti, experimentar con distintos cortes y cuáles son los colores que más te favorecen, ¡ah! Y algo muy importante: bañarse en fuentes de inspiración. El estilo no es una tendencia, por eso acopla tus gustos a tus outfits y surgirá de forma espontánea, ya que estarás siendo tú misma. ¡Doy fe de ello!

En verdad, el estilo al vestir no es otra cosa que el sello de calidad, propio y característico, que se adapta a cada situación y etapa de la vida. El quid de la cuestión es saber cómo traducir quién eres a tu forma de vestir.

Cómo encontrar tu estilo

Ahora viene lo divertido: ¿Cómo sé que estilo tengo o como reconocerlo? Existen distintas maneras para descubrir el estilo, son herramientas para que lo descubras. Es un ejercicio muy práctico, sobre todo hay que tener paciencia e ir probando, ¡es un proceso increíble!

  • Crea tu propia imagen. Imagínate a ti misma con tu rollito folclórico o rockero, romántico o clásico. Investiga sobre todo aquello que te inspira como atuendos de tus pelis favoritas; estilos de tus ídolos musicales; prendas descubiertas en los desfiles de las pasarelas más prestigiosas del mundo. Créate un tablón de inspiración donde vayas incorporando todo a lo loco.

    Precisamente esto es lo que hacen las estilistas, los diseñadores y los directores creativos cuando están pensando en una proposición estética. Hacen una lista de sus referentes y cogen imágenes de todo aquello que les inspira: prendas, colores, épocas. Esto ayuda a plasmar de una forma muy visual aquello que queremos transmitir, y que somos.

  • Enfócate en tu individualidad. Aquí se trata de hacer prueba y error hasta encontrar qué prendas te sientan mejor, las que sean más tú y resalten los aspectos de tu cuerpo que quieres destacar y también las prendas que no. Descubre qué pantalones te sientan mejor, qué falda te hará piernas más largas o cuál será tu mejor escote. Soy amante de los jerséis de pico porque estilizan la parte superior y porque le da una pincelada sexy al outfit elegido.

    Puede que tú seas una chica de vestido y zapatillas o puede que no lo seas; pero si bien todo es válido, hay que enfocar bien el prisma para iluminar con la luz idónea. Por eso, es fundamental practicar el autoconocimiento y alejarse de las reglas preestablecidas. Haz un sondeo a tus amigos y familiares: ¿cómo te describirían estilísticamente? ¿Con qué te ven más favorecida?

  • Diseña tu propio sello. Encuentra aquellas prendas que hablen de ti, las que siempre lleves. Como un kimono, los vaqueros, una forma de vestido. Busca tus prendas fetiches. Por ejemplo, yo soy fan de los años 60 y 70, por eso los pantalones o vaqueros de campana (o flare) con botas camperas son un mix imprescindible para mí. Además, los puedo combinar con prendas más sobrias como una blazer de color negro, o un jersey de rayas de colores de lurex bien ajustado. Será raro verme con pantalón de pitillo, porque no son de mi estilo, a pesar de que vuelven al ataque estas próximas temporadas.

  • Identifica los colores que más te favorecen. La colorimetría es la ciencia que estudia el color y es utilizada para elegir aquellos looks que mejor se adaptan a cada tono de piel, ojos y cabello. ¡Anímate a probarlo! No sabes que cambios se producen cuando juegas con los colores que mejor van con tu armonía. ¡Irás con el guapo subido casi siempre!

  • ¿Cómo es tu estilo de vida? Tu día a día es el escenario en el que te mueves, por eso tienes que tenerlo en cuenta para encontrar tu estilo: ¿vives en el campo o en la ciudad?, ¿trabajas en la oficina o en casa?, ¿estás cerca de la costa o tu vida transcurre más bien en el interior?, ¿cómo te mueves en el día a día: bici, coche, metro?, ¿tienes hijos, vives sola o con amigos?, ¿cuánto tiempo dedicas al trabajo?, ¿cuánto a tu tiempo libre?, ¿cuánto a eventos especiales? Piensa en porcentajes: 60-30-10, 50-50, 70-20-10.

    De aquí seguro que sacas tres o cuatro prendas de esas fetiches con las que puedas hacer combinaciones de infarto.

  • Habla con tu armario como Mary Kondo. El estilo personal es la suma de tus elecciones personales cada día y bien organizado te ayudará. Fíjate en cómo te vistes por las mañanas y la intencionalidad con la que lo haces, eso te ayudará a seleccionar la ropa que te hace feliz y que prendas te representan. Verás que todas tienen algo en común en los patrones o colores. Esta es la ocasión perfecta para poner en práctica los consejos que te di en este artículo: ¿Tienes mucha ropa pero nunca sabes qué ponerte? 9 ‘tips’ para reconciliarte con tu armario.

Como ves definir el estilo personal también es importante para potenciar la imagen y proyectar los mensajes correctos. Y te preguntarás, esto del estilo qué me aporta, pues ahorro y tiempo en las compras, un golpecito en el amor propio ya que ganas confianza a la hora de elegir las prendas acordes con tu personalidad, y verás como tu actitud cambia sí o sí. ¿No te parece suficiente?

¿Te animas?

ChuleameRecuerda que te puedes suscribir y registrar tu negocio en Chuléame ¡Totalmente Gratis!

Hola Chuleame
Author: Hola Chuleame

Leave a Comment

Más artículos de interés